Sobre la galletería Desobry

La galletería Desobry, de cuyos hornos salen algunas de las galletas más sabrosas del mundo, siempre ha sido sinónimo de excelencia culinaria, placer y descubrimiento. Nuestras recetas de galletas belgas ofrecen un sutil equilibrio entre el respeto de las tradiciones y el afán innovador.

Todo comenzó en 1947, cuando un tal Léon Desobry elaboró sus propias recetas en su obrador. Ajeno a lo que ocurriría, ¡creó unas deliciosas galletas que serían unánimemente apreciadas en más de 40 países durante más de medio siglo!

Las galletas Desobry son productos genuinamente belgas elaborados en nuestra galletería de Tournai a base de auténtico chocolate belga.

Una pequeña galleta belga, una gran familia culinaria

Bélgica atesora un impresionante legado gastronómico: la cerveza, el chocolate, los spéculoos, los gofres (tanto los de Lieja como de Bruselas), el tradicional estofado conocido como waterzooi, las famosas frites o patatas fritas, etc.

¿Cómo es posible que un país tan pequeño produzca tantos sabores diferentes? No tenemos respuesta a esta pregunta pero lo que sí sabemos es que los belgas son auténticos enamorados de lo bueno y los enamorados, por definición, son seres apasionados…

La galletería Desobry se enorgullece de pertenecer a esta familia de apasionados y de aportar su granito de arena al arte culinario belga. Basta con degustar una de nuestras deliciosas galletas belgas para entenderlo.

La historia del chocolate belga

Poco después de que Cristóbal Colón descubriera América, otro explorador español, de nombre Hernán Cortés, desembarcó en tierras mejicanas y recibió habas o granos de cacao a modo de ofrenda de manos de la población local, los aztecas.

El navegante regresó después a Europa con un importante cargamento de granos de cacao en las bodegas de su nave. Una vez en tierra, la bebida elaborada a base de cacao no tardó en conquistar a la Corte española y al clero y durante un tiempo fue un secreto muy bien guardado entre las altas esferas del país.

A principios del siglo XVII, un comerciante italiano, de nombre Francesco Carletti, reveló el secreto español tras degustar un brebaje similar en Sudamérica. El secreto se propagó rápidamente a lo largo y ancho de Europa. En esa época, las ciudades belgas de Brujas, Gante y Amberes estaban bajo dominio español y gobernadas por el rey Carlos V.

Los granos de cacao transitaban por los puertos belgas para despacharse al resto de Europa y los artesanos belgas pronto tuvieron acceso a este nuevo recurso. Empleando su creatividad y talento, crearon sus propias recetas a base de chocolate, y fue así como nació el famoso chocolate belga.

¡Siga a la galletería Desobry en Facebook & Instagram!

  • Productos de primera calidad

    100% belgas y elaborados en nuestra propia fábrica de Tournai

  • Contáctenos en caso de duda

    Por correo electrónico  o a través de las redes sociales

  • Entregas rápidas y fiables

    Su pedido será enviado en los tres días de su tramitación a través de nuestros transportista asociado (DPD) 

  • Entrega gratuita desde 40€ de compra

  • Pagos totalmente seguros

    Hemos decidido trabajar con Hipay, una de las plataformas líderes de pagos seguros. 

    Esta empresa especializada utiliza protocolos de última generación en materia de seguridad informática. De esta forma, todos sus datos y transacciones serán debidamente protegidos, sea cual sea el modo de pago seleccionado.